TOP

Las mejores películas según los Oscar (1931)



En 1931, y 28 años después del primer western de la historia del cine cómo fue "Asalto y robo de un tren" de Edwin S. Porter, el director estadounidense, Wesley Ruggles filmó un western protagonizado por Estelle Taylor, George Stone, Irene Dunne y Richard Dix, entre otros, con el nombre de "Cimarrón" dedicada tal vez a los animales salvajes que dejaban libres los indios allá por el siglo XIX.
La película, con guión de Howard Estabrook y escrita originalmente para la novela del mismo nombre de Edna Ferber, trata sobre un editor de periódicos y hábil vaquero llamado Yancey Gravat (Richard Dix), que quiere participar en el land Rush, es decir, un evento histórico de Estados Unidos que se dio lugar en muchas ocasiones y que trataba sobre una ocupación de territorio.
Yancey iba a participar en la más importante que se ha dado a lo largo de la historia, cómo es el de Oklahoma, en 1889, el 22 de Abril. Él, quiere conseguir en especial unas ricas tierras propiedad de Little Bear Creek, pero por mal azar para él, una aventurera llamada Dixie Lee (Estelle Taylor) se le adelanta y le deja sin tan preciado manjar.




Debido a que no ha conseguido su objetivo, Yancey vuelve deprimido y desilusionado con su mujer Sabra Gravat (Irene Dunne) y su hijo a Osage, un lugar de Oklahoma que realmente no existe, ni existió, y donde decide montar un nuevo periódico para levantar su autoestima.
No tarda mucho en cambiar de idea, ya que cinco años más tarde se celebra otro land Rush y de nuevo en Oklahoma, bajo el nombre de Oklahoma String, y posteriormente en otras muchas más cosas más cómo la batalla de la independencia de Cuba.
Cimarrón es UN western en medidas generales el cual se combina con bastantes puntos dramáticos y algún que otro punto histórico de los Estados Unidos de 1890 a 1930. Es inevitable que siendo esto, un western, no nos encontremos con el típico protagonista valiente, vacilón, noble y samaritano cómo nos suelen acostumbrar, aunque no es completamente cierto, puesto que su carácter egoísta y cabezota le da originalidad al personaje interpretado de una buena manera por Richard Dix que fue nominado al Oscar al mejor actor y le fue arrebatado por Lionel Barrymore por la película del director Clarence Brown, "Alma libre".
Aún así fue ganadora de 3 estatuillas (Mejor película, mejor guión y mejor dirección artística), además de que fue el primer western en ganar un Oscar a la mejor película, y uno de los pocos, ya que sólo, "Bailando con lobos" (1990) de Kevin Costner y "Sin perdón" (1992) de Clint Eastwood, consiguieron tan preciado premio.
En reglas generales, es una película que contó con mucho esfuerzo (hicieron falta 5.000 extras y una cifra muy considerable en la época de dinero) con un Richard Dix aceptable y un guión algo pesado tal vez, y, aunque no es uno de los mejores westerns de la historia, es sin duda uno de los que más ha ayudado a las posteriores producciones del Oeste.
Y aquí os dejo con la carrera de diligencias, una de las escenas más buenas de la película, la semana que viene tocará hablar de Grand Hotel, película de Edmund Goulding.
Reacciones: 

0 opiniones personales: