TOP

Tierras de Penumbra (1993)

La primera vez que fuí a ver esta película dramática y basada en hechos reales, no tuve mucho interés y lo hice simplemente por el hecho de ver una película una aburrida tarde de lluvia en la que no puedes disfrutar del fin de semana cómo te gustaría hacerlo, maldito ese interés si se hubiese tornado a no verla.
"Tierras de Penumbra" es una película de origen británico dirigida por Richard Attenborough en 1993 y que no tenía ni idea del dato por aquella época, se centra en una historia real entre el escritor C.S. Lewis (Anthony Hopkins) y la poetisa Joy Davidman (Debra Winger) según dice en su libro "Una pena de observación" el escritor C.S. Lewis en el que expone sus penas, por pequeñas y sútiles que sean.
La acción se situa en 1950, donde un escritor llamado C.S. Lewis, profesor de la universidad de Oxford, que vive con sus libros y su hermano Warnie en la máxima intimidad, dedicando casi todo su tiempo a la escritura de sus obras.
Un día inesperado y visiblemente sin importancia, recibe una carta de una misteriosa mujer que desea conocerle en persona y que es una gran admiradora suya, tanto cómo su hijo, que le encantan las historias que describe Lewis en "Las crónicas de Narnia".



Pronto, lo que empieza siendo una cita sin más para complacer los deseos de una seguidora y de su hijo, acaba convirtiéndose en una amistad sincera y firme, hasta tal punto que nacen en ellos el sentimiento que conocen cómo amor generalmente.
En la película vemos diferentes cosas que van cambiando según avanza la trama, cómo la fé y la creencia de un ser superior en Lewis, el cual podemos ver lo que opina en el siguiente vídeo de una de las conferencias que da en su universidad y a la cual acude la poetisa para escucharle.
El tramo final de la película está lleno de frases de reflexión ante esa existencia falsa o verdadera que depende de la creencia de cada uno. Ahora dejo este vídeo de la conferencia:



Aparte de la historia entre Lewis y Joy, la película tiene otra historia entre el profesor y uno de sus alumnos, Peter Whisler, que aunque se llevan en momentos bien y en momentos mal, nos da a ver que también el alumno puede enseñar al maestro, cómo en la frase en la que Peter le dice a Lewis la frase de "Leemos, para saber que no estamos solos" y es en esta relación entre ambos en la que se dice una introducción que utiliza Lewis en uno de sus cuentos:
"Vivimos en tierras de penumbra, el sol siempre brilla en otra parte, más allá de una curva, más allá de la cresta de una colina..."
En el apartado de los actores destaco personalmente tanto a Hopkins cómo a Debra Winger por igual, porque ambos hacen un magistral papel en el que casi es imposible hacerlo mejor y en lo que es una injusticia que no esté más valorado.
La música por parte de George Fenton va que ni pintada y encaja perfectamente con la película, en cada momento y en cada escena que se precise una música más reflexiva o más románticona.
En regla general, esta película es un claro ejemplo de que el cine que no es muy conocido, no tiene porque ser malo, de que el cine sabe emocionar y hacernos vivir la historia, y llevo ya un camino largo en esto del cine, pero esta película, me parece una inmensa maravilla muy infravalorada y, ¿sabeís qué? Quizá sea mejor así.

NOTA: 8



Reacciones: 

0 opiniones personales: