TOP

Hellraiser: Los que traen el infierno (1987)

En el año 1987, sagas tales cómo "Pesadilla en Elm Street" con Kruger, "Viernes 13" con Jason o "La matanza de Texas" con el siempre mítico Leatherface, a un Clive Barker que no poseía un gran nombre aún en la temática cinematográfica, se le ocurrió hacer una película basada en su novela "The Hellbound Heart", que sí había obtenido un gran éxito en la zona literaria.
Sacando ideas de su descabellada locura, Clive Barker decidió llamar "Hellraiser" a la película, y que posteriormente según algunos sitios en la web, se estrenaría bajo el nombre de "Sadomasochists From Beyond the Grave", pero el propio Barker ha desmentido esto y ha dicho que la película se estrenó bajo el nombre de "Hellraiser" y aquí en la península, cómo "Hellraiser: Los que traen el infierno", título que a más de uno les llevó a ver la película, ya que prometía sin leer siquiera la sinopsís de ésta para ver si realmente merecía la pena su visualización o si por el contrario tenía de bueno el título, cómo ha pasado con tantas otras películas a lo largo de la historia del cine.




La película nos sitúa en un principio en un hombre, Frank Cotton (Sean Chapman), que poseé un extraño objeto cúbico negro y con partes doradas que recuerda a un puzzle, Frank, invadido por la curiosidad, decide descifrar el objeto con el fin de hallar el misterio que se oculta.
En una sala a oscuras y en absoluta intimidad, Frank empieza a descifrarlo, consiguiendo resolverlo su premio, dejar entrar a los cenobitas a nuestro planeta.
Pero estos seres no le dan las gracias de una forma benevolente y honesta, sino que haciendo honor a una de las temáticas de la película (el dolor), le matan de una forma cruel y violenta, despedazado por cadenas, anzuelos y garfios que se clavan en su piel y terminan por desmembrarlo, mientras los cenobitas cogen la misteriosa caja, para llevarla de nuevo a su planeta.


Años más tarde, la familia Cotton se muda a la casa donde tuvo lugar tal escena de sangre y desesperación, en la familia se encuentra el hermano de la víctima, el hermano de Frank, Larry (Andrew Robinson), y junto con él llegan su esposa Julia (Clare Higgins) , que mantuvo un romance con el hermano fallecido de Larry y su hija Kirsty (Ashley Laurence).
Gracias a un corte de Larry en el cuarto donde tuvo lugar la escena del asesinato, la sangre cae al suelo, provocando una resurrección de Frank (ahora interpretado por Oliver Smith) en una forma parcial, dado que cómo si de un animal hambriento se tratase, necesita de sangre para recomponerse totalmente, y para ello, en una oportunidad perfecta, acude a Julia para pedirla ayuda, que tras su sorpresa, accede a llevar víctimas a su casa para que Frank se vuelva completamente humano de nuevo, por mala suerte para él, Kirsty sospecha algo y decide investigar sobre ello.

La película trata diferentes temas relaccionados con el dolor, cómo el sadomasoquismo, el terror, la tentación, y el placer, que a veces va ligado con el propio dolor, cómo se muestra en la relacción entre Frank y Julia.
"Hellraiser: Los que traen el infierno" es la primera de las ocho entregas que poseé la saga, con rumores sobre un remake no sólo de la primera película, que es lo que se esperaba, sino de toda la saga, lo cual es muy dificíl que supere a la original brutalidad de Clive Barker.

LO +:

-El guión está muy bien planteado.
-Sensacional Claire Higgins.
-La imágen mítica del Pinhead, interpretada por Doug Bradley.

LO -:

-No apta para los que no les guste la sangre y demás, aunque es bastante floja para mi gusto.
-Un poco rápida, se termina de una forma un tanto floja y previsible.

Reacciones: 

0 opiniones personales: