TOP

Las mejores películas según los Oscar (1935)

Dos años después de la victoria de Frank Lloyd en los Oscar de 1933 con "Cabalgata", en la ceremonia de 1935 y con "Sombrero de copa" de Sandrich entre las películas nominadas, finalmente la que se llevaría el premio sería "Mutiny on the Bounty", o traducido a nuestro idioma, "Rebelión a bordo", que aparte de llevarse dicho Oscar, estaría nominado a otros siete más, concretamente los de Laughton, Gable y Tone al mejor actor, así como las de mejor director, mejor montaje, mejor banda sonora y mejor guión.
Basada en las novelas de "Bounty" escritas por Charles Nordhoff y James Norman Hall y protagonizada por Charles Laughton, Clark Gable y Herbert Mundin, entre otros, la historia es un drama bastante bien situado en los mares, con un destino rumbo a Tahití por los mares del Sur.
La película ha contado con muchos remakes, pero ninguno de ellos ha conseguido dar la talla de la película original, cómo es el caso del remake de 1984, que estaba a la dirección de Roger Donaldson y protagonizada por Anthony Hopkins y Mel Gibson entre otros.




La acción empieza cuando la tripulación de el Bounty, un buque británico, decide relevarse contra su opresivo y desalmado, capitán Bligh (Charles Laughton en un excelente papel).
La revelación es idea del oficial Christian (Clark Gable), que abandona a Bligh en un bote, a su suerte, y tomando el mando hacia un refugio en la isla de Pitcairn, en la Polinesia de Oceanía.
Claro que otro oficial llamado Byan, está dividido entre las ideas de Christian y las de Bligh, por lo que sus sentimientos jugarán un buen papel en la película.
Si al buen guión y a la bella estética de la película le añadimos el típico ambiente de película de aventuras, queda una película bastante buena, nada simple en las películas basadas en hechos reales, cómo la historia que trata la película.
Frank Lloyd nos ofrece en este film sentimientos cómo la amistad, el honor, y el típico movimiento revolucionario de grupos subordinados contra el mandamás, por lo que el compañerismo se hace esencial a lo largo de la película para sobrevivir en la mar.

Aparte de contar todos esos sentimientos, y sumándole los conflictos humanos, la película también nos cuenta la maldad, la tragedia, el robo, la mentira, y lo cruel, y todo esto se puede situar en el personaje de Bligh, que al fin y al cabo, también tiene sus sentimientos positivos que todos tenemos.
Clark Gable también está genial en el papel de Christian, con una tolerancia y un respeto, dignos de mencionar, y con un papel que le va bastante, con algún gag de por medio, que es de agradecer, debido a que siempre la mezcla entre comedia y drama casi siempre da buen resultado, repito, casi siempre.
Y la música también es buena, porque es perfectamente aplicada al ambiente de la película, con la típica música de piratas y navíos. Una buena forma de vivir el cine de aventuras.

Reacciones: 

0 opiniones personales: