TOP

Regreso a Howards End (1992)

Tras hacer "Esperando a Mr. Bridge" que no pasó más que por ser una película muy normal, James Ivory hizo dos años después, en 1992, con Emma Thompson, Anthony Hopkins, Helena Bonham Carter y Vanessa Redgrave como principal plantilla.
Como ya hiciera una vez con "Maurice" en 1987, Ivory adaptaría otra novela del escritor anglosajón Edward Morgan Foster, esta vez la elegida sería "Regreso a Howard End".
La historia nos situa en la relación amistosa que mantienen Margaret y la familia Wilcox, pero que por diversos motivos acaba en enemistad. Pasado el tiempo, Margaret acaba haciéndose una gran amiga de Ruth Wilcox, que en los últimos momentos de su vida, decide dejarle a Margaret en herencia lo que más le importa de su vida, es decir, su casa, llamada "Howards End", lo que hace volver a unir a ambas familias.
Las acciones que van transcurriendo a través de la película, harán pasar por diferentes momentos entre las dos familias, que llega a cambiar radicalmente del odio al cariño y viceversa, sobre todo en algunos personajes.



Irving nos demuestra una vez más que los dramas victorianos se le dan bastante bien gracias a la narración rápida y precisa que le inyecta a todos sus films, añadiendo con esto la recreación del ambiente y estructura de la época en que transcurre la película (finales del S. XIX).
Otro dato de la película es el toque británico que le añade el director, que a pesar de ser norteamericano le da siempre por ello, pero al fin y al cabo no le queda del todo mal, ni mucho menos, ya que para esta película viene bastante bien.
Para algunos, un fallo de la película es que aborda mucho la temática romántica, que a tantos no gusta y que aunque lo aborde, tiene un fin muy distinto a lo largo del film, completamente contrario al enamoramiento entre personajes del pasado que se encuentran de nuevo para dar paso a la reconciliación.
A pesar de que algún fallo que otro tiene la película, los escenarios, la temática y la personalidad de la época (dando paso al cuidado de las formas más que a todo), hacen de la película una buena obra que visionar y aunque no es de obligatoria visión no deja tampoco mal sabor en la boca.
Las actuaciones de Anthony Hopkins y Emma Thompson (que le sirvió para el estrellato) son súblimes, muy por encima de la sobrevalorada actuación de Helena Bonham Carter, que aunque está bien, no está ni por asomo igual que los dos actores nombrados anteriormente.
La película obtuvo 3 Oscar a mejor actriz (Emma Thompson), mejor dirección artística y mejor guión adaptado, también obtuvo 2 Globos de oro (Mejor actriz, mejor guión) y 2 premios BAFTA (Mejor película y mejor actriz), para mi gusto, premios justos, quitando el de mejor película que se llevó la película en los BAFTA.

Reacciones: 

0 opiniones personales: