TOP

Corre, Lola, corre (1998)


Nos trasladamos a 1998 para hablar de otra película alemana, esta vez es "Corre Lola, corre" del director Tom Tykwer que más tarde se encargaría de la dirección de "El perfume: Historia de un asesino" en 2006, pero que sin duda encontramos su mejor título hasta la fecha en la película que os ofrezco hoy.
Su sinopsis va sobre Lola (Franka Potente), una chica que recibe una llamada de su novio Manni (Moritz Bleibtreu) un criminal de poca monta que acaba de perder el dinero que debía entregar urgentemente y que se ha dejado en el metro.
Lola debe conseguir el dinero (100.000 marcos) en 20 minutos ya que si no lo consigue el precio por haber perdido el dinero, será pagado con una dolorosa muerte de Manni.



Con esta película nos encontramos ante la frase hecha película de "El tiempo es oro" y que un fallo pequeño o un minuto perdido, puede ser cuanto menos importante a lo largo de nuestra vida y que luego nos vamos a arrepentir de ese tiempo perdido.

La película está compuesta por tres carreras que se consideran finales rodadas en un estilo muy curioso, parecido al de los video-clips de algunos artistas musicales, con algunas escenas de animación, en mayor parte en los créditos, donde las imágenes están hechas de dicha manera.
En estas carreras podemos ver errores de los que se aprenden, el aprecio del tiempo que hacen que las tres carreras tengan un destino totalmente distinto a pesar de estar relacionadas.
Un guión abordado por la desesperación con unos diálogos bien llevados e interpretaciones buenas, destacando la del papel de la protagonista, Franka Potente que hace sin duda un buen papel, bien interpretado.
Comentadas alguna de las cosas positivas que contiene la película hay que decir en contra que su duración, a pesar de ser 80 minutos, se hace un poco larga al ver casi todo el rato lo mismo con alguna variación entre las partes, pero que al fin y al cabo es tragarse algunos datos que ya hemos visto que se podían haber dado por hecho y no volverlos a poner.
Otro fallo/acierto de la película es que Lola tiene un estrés tremendo y eso nos lo hace sentir alguna vez también a nosotros, y recalco que me parece a mí un fallo, pero para otros será un acierto ya que una película que juegue con nuestro estado o nuestros sentimientos es cuanto menos perfecto, o casi perfecto mejor dicho.
Una película que lleva escrito el destino, el tiempo y la muerte en el título y en la personalidad del personaje protagonista, inundada por el paso del tiempo y la pregunta del "¿Qué hago ahora?" que tanto piensa la protagonista, todo esto se mezcla a lo largo de la historia, en un film alemán menospreciado a pesar de que se llevó algunos premios, sin conseguir siquiera la nominación para los Óscar de 1990 a Mejor Película Extranjera, pero bueno, ya sabemos cómo es la academia.
Reacciones: 

0 opiniones personales: