TOP

Granujas de Medio Pelo (2000)

Nos encontramos ante la película antecedente a "La maldición del escorpión de jade" (2001) del genio neoyorquino Woody Allen, que además de ser director en esta película, también hace las labores de guionista y de actor, compartiendo plantilla con Tracey Ullman, Hugh Grant y Elaine May entre otros.
La temática es de lo más curioso que encontramos entre los guiones (también curiosos en la mayoría de los casos) hablando sobre la idea alocada de Ray Winkler (Woody Allen) de robar un banco, pero de una forma completamente diferente a los robos normales; montando una tienda de galletas de la cual se encargará su mujer Frenchy (Tracey Ullman), como tapadera mientras hace un túnel junto a sus compinches para conectar con el banco en el que tiene lugar el robo.
Y sí, se harán de oro, pero no precisamente por el plan de Ray, sino porque las galletas tendrán un éxito enorme y su mujer será reconocida enseguida.

Woody Allen regresaba a la pantalla en el 2000 con esta película en la que el humor prevalece a lo largo de la hora y media que dura la película que tiene muchos toques de otras películas de Allen como de la mágnifica "Toma el dinero y corre" (1969), y lo que recupera son esos gags de humor simple pero desternillante y también en los primeros minutos la situación de meterse en un lío con el que puede acabar en la cárcel.
El guión gira en torno a la comedia, pero a medida que avanza la película se ve como algún personaje o bien ve que ese mundo no es para él (como el caso de Ray) o bien se siente en la cima del mundo, superior a muchas personas en el caso de lo económico y de lo social (como el caso de su mujer, Frenchy) cosa que hace saltar algunas chispas entre ellos, siempre decoradas con algún toque de humor por parte general de Ray.
El guión está hecho de una manera ingeniosa con el toque de Woody Allen, único e indescriptible en muchos de los casos, aparte de incopiable, pues esas frases ingeniosas sólo se le pueden ocurrir a él, así como sus guiones, de los que ya hemos visto de todo ahora que él tiene 75 años.
La forma de pasar de la noche a la mañana de ser una clase media a ser una clase alta gracias a unas galletas caseras no es muy frecuente en el guión de los directores.

Rodada e interpretada bien, la película transcurre sin complicaciones ni ataduras, a un ritmo fluido que aborda los problemas cuando se presenta el dinero en una pareja, así como con esto, tiene también algo que ver la fama, el típico paradigma de olvidarse de algunos amigos cuando las cosas van bien y se es de oro, aunque Ray los recuerda, pero su mujer quiere olvidarse de aquella época de su vida, y centrarse en esta montaña rusa económica.
En general la película nos muestra diferentes temas como la inteligencia, lo astuto e imprevisible, la cultura, la frustración y sobre todo la carcoma del dinero con la que Frenchy está obsesionada.
Nos encontramos ante una gran comedia donde se nos ofrece una paradoja en la relación tan hablada de felicidad-dinero. Obligada para los seguidores de Woody Allen.
Reacciones: 

2 opiniones personales:

  1. Con esta pelìcula me paso que las dos veces que la vi, el final fui interrumpido y siempre me quede con el que paso despuès. Saludos.

  2. Pues te recomiendo que la veas una tarde que tengas libre ;) gracias por comentar