TOP

Identidad (2003)


Dos años después de la patética "Kate & Leopold", el director James Mangold se puso manos a la obra en una película que según él quería que tuviera tres cosas; misterio, una trama con cambios e intriga.
Para lograr esto se dispuso a contratar a Michael Cooney para el guión y posteriormente a actores como John Cusack, Ray Liotta o Amanda Pett, por poner ejemplos.
La trama reune a varias personalidades en un motel una noche en la que está cayendo una terrible tormenta, que impide la circulación de vehículos. Así paran en un hotel de una carretera desértica, con una estética aparentemente normal, pero pronto, uno de los asesinos que se encuentra entre ellos, intentará hacer la noche entretenida y nos dará a nosotros quebraderos de cabeza.



La película nos sumerge de primeras en un entorno oscuro y donde presientes que la noche que comienza no va a ser para nada satisfactoria, y es más, va a ser de las peores que le ocurran a los protagonistas.
Unos protagonistas que por otro lado inspiran confianza, o inspiran desconfianza según nuestra forma de ver las cosas, tales como un policía que lleva a un preso en la noche de la tormenta, o una actriz que va con su chófer y atropellan a una mujer que viajaba junto con su pareja y su hijo, y que por alguna razón, acaban todos en un mismo sitio sin posibilidad de escapar, al menos en coche.
La acción se empieza a mostrar confusa, nadie se fia de nadie en el momento del primer asesinato, y la calma es la mejor de las armas para vencer al asesino que se encuentra en el hotel.
En el tema del guión, se constituye por su confusa (pero por otro lado sólida) historia, que nos estimula el pensamiento de intentar ponernos dentro de ese hotel y adivinar qué narices está pasando ahí dentro y por qué todo es tan extraño. Eso es verdaderamente uno de los alicientes de la película junto con la gran actuación de John Cusack, que sin duda me sorprendió mucho, no esperaba tan buena contestación artística por parte suya, es un actor al que no trago absolutamente nada y su papel en "El jurado" (2003) no me gustó, le veía muy frío, y eso me ha pasado en muchas otras películas, aquí en cambio me rindo ante lo indiscutible, hace un buen papel, creíble y frívolo cómo el propio film.
La música tampoco es una maravilla, de hecho, es de las cosas menos importantes del film, y es casi sustituible.
La crítica no fue demasiado justa, para mi una película que tiene un final tan "tramposo" como dicen muchos, es una película que ha sabido engañar la mente del espectador, y que por tanto ha hecho pasar un buen momento al que haya visionado la película, ¿Hay algo de malo en eso? yo creo que no.
Es la cuarta película que veo de Mangold, si la pregunta que os estáis realizando es si "Identidad" es mi favorita, la respuesta es un "no" rotundo.
Sí, la película está bien, es entretenida, pero compararla con "En la cuerda floja" (2005) me parece un auténtico sacrilegio al séptimo arte, pues la comparación aunque es un tanto rara, es cuanto menos un insulto. Me parece mucho mejor la plantilla y la relación de los personajes con el guión de "En la cuerda floja" que de "Identidad", no hay duda.


Otra cosa que he notado a lo largo del film, ha sido el indudable parecido que hay con grandes películas o libros como "Diez negritos" de Agatha Christie, por poner un ejemplo.
Nada más ver la escena de los actores de la noche reunidos en el hotel, todos con su cohartada en el primer asesinato y tan serios y desconcertados, es inevitable acordarse de este gran clásico de la literatura de la novela de misterio.
Pero comparaciones aparte, si quieres una buena película que te mantenga entretenid@, este es tu film, con un final que te dejará boquiabierto.

Reacciones: 

0 opiniones personales: