TOP

Amor en conserva (David Miller)


Corría el año 1950 y David Miller se proponía a hacer una comedia diferente y con grandes en el reparto.
Para ello, David Miller contó con Marilyn Monroe (en su tercer pequeño papel) y con los Hermanos Marx, aunque en un principio no se quiso que fuese así, pues solamente iba a aperecer Harpo, debido a que es una historia original suya, pero los productores dejaron bien claro a la compañía que si no aparecían Groucho y Chico, no había trato, y así se hizo, se aceptó y la película comenzó a grabarse.
No fue una película especialmente querida por los hermanos, hasta el punto que Harpo no la menciona en su autobiografía ¡Harpo habla! y la productora, Mary Pickford, negó posteriormente cualquier relación con el proyecto debido a las diferencias que hubo al hacer la película.
También es la última película para la actriz Ilona Massey, que hace el papel de Madame Egelichi, la mujer que intenta recuperar el collar del cual hablaré ahora en la sinopsis de la película que les presento.

La trama se desarrolla a través de un collar de diamantes muy valioso, robado a un hombre por Harpo Marx y del cual es propietaria Madame Egelichi, una señora bastante refinada y que está dispuesta a dar cualquier recompensa para recuperar el collar y capturar al hombre que la robó y al detective Sam Grunion le encargan la misión de recuperarlo, a lo largo de la trama, se verán personajes de distinta clase, cómo los matones de la Madame o los personajes de un curioso musical llamado "Love Happy".



La película tiene grandes gags que nos harán reír, pero por desgracia podemos sacar más fallos que aciertos de esta última película de los Hermanos Marx.
Es para muchos el peor trabajo de los Hermanos, pero para mí, sinceramente, no hay nada malo en la filmografía de los Marx, y mucho menos si vemos cómo están las comedias en estos momentos de "Scary Movie" y demás películas pésimas.
En el aspecto del sonido doblado, podemos escuchar muchísimo más ruido de fondo que el de la V.O, que es mucho mejor y con la que he disfrutado más.
Me gustó mucho el hecho de que metiesen las canciones de Ann Ronell en la película, pues queda bastante acertado. Y aquí acabo esta crónica sobre la última película de unos de los mejores comediantes que ha dado el mundo del cine; los Hermanos Marx, los cuales nunca podremos olvidar los verdaderos amantes del séptimo arte.
Reacciones: 

0 opiniones personales: