TOP

Las mejores películas según los Oscar (1939)

La gala de 1939 no tenía practicamente rival en casi todos los ámbitos, pues las leyendas, a diferencia de ahora, se sabían valorar para que permaneciesen en el Olimpo del cine, entre las grandes y diferentes obras de arte que te hacían trasladarte a un lejano mundo que se alojaba en una gran pantalla y que cuando se terminaba había que volver a la cruda realidad.
Esto pasa con la archiconocida obra de arte de Victor Fleming (basada en la novela de Margaret Mitchell), "Lo que el viento se llevó", protagonizada por actores de la talla de Clark Gable, Vivien Leigh, Olivia de Havilland, Leslie Howard o Ann Rutherford y ganadora de 10 estatuillas (mejor película, mejor director, mejor actriz, mejor actriz de reparto a Hattie McDaniel, mejor guión adaptado, mejor dirección de arte, mejor fotografía, mejor montaje, un Oscar honorífico a Selznick y otro a William Cameron) bastante merecidas.



La película nos situa en Georgia, en el año 1861, en una finca sureña muy acogedora con nombre propio en el que vive Scarlett O’Hara (Vivien Leigh) una atractiva y voluble muchacha que vive prendida de Ashley Wilkes (Leslie Howard), un hombre sencillo, amable y de buen carácter quien, a pesar de saber la belleza de Scarlett, cree que lo mejor es casarse con su prima, Melanie Hamilton, aunque no tenga la belleza de Scarlett, pero es una buena mujer con una personalidad exquisita para sus gustos, y eso es lo que verdaderamente importa.
Scarlett, al final se acaba casando con Charles (Rand Brooks), el hermano de Melanie, pero con la guerra civil, Scarlett se queda viuda de Charles, pero esta conocerá a un aventurero y mujeriego, resuelto e inteligente llamado Rhett Butler (Clark Gable) y comenzará una relación con él, lo que al inteligente Rhett le parecerá perfecto, pues cree que son muy parecidos y para ello intentará sacar a Ashley de la cabeza de Scarlett.

A pesar de estar dirigida por Victor Fleming, en ella también colaboraron gente tan conocida como Sam Wood o George Cukor, cosa que muchos desconocen, al igual que el precio que tuvo que pagar Selznick por los derechos, tan sólo 50.000$ que se recuperarían con una rapidez extrema debido al éxito que tuvo la película, la cual costó 4,25 millones de dólares.
Pero todo presupuesto es poco para una película que parece una poesía de poco más de 3 horas que abarca temas amorosos y temas de dolor profundo hacia este sentimiento dicho, con personajes interpretados por grandes actores y que se mantiene siempre a un ritmo perfecto, que te atrapa y te lleva a la propia historia dirigida perfectamente por Fleming, Wood y Cukor.
Además que los personajes están perfectamente explicados, tanto sus ideas, su forma de razonar como su propia manera de hacer las cosas, y a todo esto añadirle los diferentes gags que siempre nos presenta Butler, como la famosa frase de "Francamente querida, a mí me importa un bledo" que han pasado a la historia, como así lo han hecho algunas de las escenas de la película que muchos recordamos.
Todo lo anteriormente dicho, se puede resumir diciendo que "Lo que el viento se llevó" no es sólo una de las mejores películas de la historia del cine, sino una de las mejores inversiones que se han hecho a lo largo de la historia de este, para contarnos tan bien los amoríos de Scarlett, con una excelente Vivien Leigh, y los gags de un genial Butler interpretado por Clark Gable.
En la siguiente semana y para terminar este 2010, tocará la gala de 1940 donde nos encontraremos con la película con la que se estrenó Alfred Hithcock en Hollywood, "Rebeca".
Reacciones: 

0 opiniones personales: