TOP

Las mejores películas según los Óscar (1947)

Vuelvo a rescatar esta sección que tenía un poco (bastante) olvidada.
En 1947, la duda para mejor película estaba entre "De ilusión también se vive" de George Seaton y "La barrera invisible" de Elia Kazan. Finalmente, la segunda nombrada se hizo con tan preciado premio aparte de los otros premios que recayeron en la película que constan de mejor dirección y mejor actriz de reparto (Celeste Holm), aparte de tener otras cinco candidaturas más a las categorías de mejor actriz, mejor actor, mejor guión adaptado, mejor montaje y otra más en mejor actriz de reparto, vamos, que realmente, las nominaciones son cuatro, dado que una de esas actrices se iba a quedar sin estatuilla.



La tercera película de Elia Kazan (y su primer premio como director) nos sumerge en la vida del escritor Schuyler Green (Gregory Peck), que gracias a tan extraño nombre es llamado por sus amigos como Phil.
Phil se ha quedado viudo y se traslada con su hijo pequeño de California a Nueva York para trabajar sobre unos artículos antisemitistas que le ha encargado una revista importante del mercado.
Con ese tema, Phil cree que estaría condenado al fracaso, pero al saber que su hijo no entiende la palabra antisemita, este se lanza a escribir con un gran entusiasmo.
Entre tanto, comienza a salir con la sobrina del editor de la revista, Kathy (Dorothy McGuire), que junto con su madre, su editor y su amigo David Goldman (John Garfield) ante la situación de querer saber lo que siente un judío se hace pasar por uno en todos los aspectos de su vida.

En primera medida, en este film y nada mas leer el guión, nos encontramos ante una propuesta de originalidad cargada con algún que otro sentimiento, en especial el de la superación de conseguir su objetivo en el escrito que le ha sido encargado al personaje de Peck, pero luego nos daremos cuenta de que no es la mejor película que Kazan ha hecho a lo largo de su carrera, es buena sí, pero no llega a los niveles de "América, América" (1963) o "Un tranvía llamado deseo" (1951) o "La ley del silencio" (1956) por dictar algunos ejemplos de superioridad ante "La barrera invisible".
Como decía, el guión está bien, pero aquel que piense que va a encontrar esto desde el principio, está muy confundido, pues hasta media hora (tal vez un poco más) de transcursión de la película no veremos ni pizca de los datos prometidos anteriormente y se nos vendrá un poco abajo las ganas de ver la película, sólo digo que aquel que la vaya a ver tenga paciencia por esperar la duración citada hasta que empiece la trama tal y como se nos dice. Después de eso, empezará el guión y harán aparición los típicos problemas que tenía la gente de la época en Estados Unidos con los judíos, esto le planteará un problema al personaje de Peck y en gran parte también a la novia cinematográfica de este, a Dorothy McGuire.
Hace aguas un poco el hecho de que la película planteé un guión antisemita (siempre en la ficción) cuando realmente se tacha en el guión sobre el judaísmo, y señores, semitas son también muchas otras hernias como los pakistaníes, al menos eso creo.
El tramo final es sin duda una de las mejores cosas de la película, con una media hora que te engancha y que cuando termina con ese "The End" da como a entender que el problema del antijudaísmo se ha acabado, pero por desgracia, a día de hoy todavía no es así y pienso que ese "The End" tendría que haberse quitado, pues es un problema que a día de hoy no se ha acabado y que en esa época estaba muy presente, con los campos de exterminio alemanes presentes.

La actuación de la plantilla en ámbitos generales es buena, pero sin duda la actuación de Celeste Holm y de un Gregory Peck elegante, son las mejores de todas ellas, al menos en lo que a mi opinión cabe.
En la dirección encontramos un excelente Kazan, que para ser su tercera película está más que bien rodada, con una maestría que no acaba de encajar tan bien en el guión que nos prepara Moss Hart, que es bueno, pero le falta intención de ser algo más. Buena película, pero algo aburrida.

NOTA FINAL:


Reacciones: 

0 opiniones personales: