TOP

La noche de los muertos vivientes (1968)



Con esta película estamos ante una obra maestra del cine y no sólo del cine de terror. La acción comienza con una joven, Barbra y su hermano, que viajan en coche para poner un ramo de flores en la tumba de su padre como hacen todos los años por las misma fechas; una vez en el cementerio ven la figura de un hombre vagando por el lugar, y el hermano de Barbra empieza a gastarle bromas con la mítica frase de "vienen por ti Barbra". Este hombre resulta ser un zombie que mata al hermano y Barbra huye a una casa cercana, aquí se encuentra con Ben (el personaje negro de la cinta), y dos parejas una joven y otra de mediana edad que tienen una hija que se encuentra herida en el sótano.
Este film es una clara muestra de que lo más importante para hacer una película no es un gran presupuesto, sino una gran idea y mucha imaginación. Solo Judith O´Dea la actriz que interpreta a Barbra y Duane Jones el actor que hace de Ben eran profesionales; Russel Streiner y Karl Hardman, los productores, interpretan a Jonnhy (el chico joven) y Harry Cooper; respectivamente; Marilyn Eastman ( la maquilladora) es Helen, la esposa de Harry y la niña de la película es la hija de Hardman. Y los zombies, lo mas importante de la cinta, fueron interpretados por amigos, vecinos y conocidos.




La cinta cuenta con una gran fotografía y una esplendida atmósfera, que hace que el espectador sienta miedo a cada instante, el guión es realmente bueno con unos personajes magníficamente dibujados que crean la simpatía o antipatía del espectador hacia uno u otro personaje, y las acciones suceden siempre de manera imprevista, sorprendiendo al espectador; una muestra de ello es el final que no voy a contar para no desvelárselo a quien no la haya visto.
Unas curiosidades de la cinta son por ejemplo que George.A.Romero (el director) hace un cameo como reportero televisivo, que la sangre se hizo con sirope de chocolate y los órganos de cordero solucionaron el asunto de las tripas y los higadillos.

Lo peor: la parte de la TV puede disminuir, a lo mejor, de manera excesiva el ritmo de la cinta.
Lo mejor: la sensación de claustrofobia que transmite la película a lo largo de todo el metraje.

Estamos ante una de las películas más homenajeadas, copiadas, plagiadas, etc de la historia del cine, imprescindible para cualquier aficionado al séptimo arte, sea o no aficionado al género.

Reacciones: 

0 opiniones personales: