TOP

La novia de Frankenstein (1935)


Tras "One more river" (1934), James Whale retomaba de nuevo la figura del personaje literario de Mary Shelley, Frankenstein, interpretado de nuevo por el genial Boris Karloff.
Tras lo acontecido en "Frankenstein" (1931), la película nos sitúa en un primer momento en casa de Lord Byron, donde la propia Mary Shelley se encarga de dar comienzo a la continuación del film dictado.
Y es que, tras la huida del monstruo, el siniestro Dr. Praetorius intentará convencer de algo al doctor Frankenstein para calmar el apetito destructivo del monstruo; crear una mujer a su imagen y semejanza.





Lo primero que se nos ofrece como ya he dicho antes, es un prólogo llevado a cabo en una noche de tormenta en algún lugar de Inglaterra, donde se nos empieza a contar la historia en lo que parece ser un ambiente de júbilo y de amistad a borbotones.
Tras esto, el molino en llamas que indica el verdadero comienzo de la película, de lo que es la sinopsis en sí, donde tras no pasado mucho tiempo, podemos contemplar el rostro de Boris Karloff aparecer de entre las aguas de lo que parece ser una especie de pozo, y donde ya nos dice con su rostro lo que la gente va a a opinar de él, y es que todos nos hemos sentido a veces así.
Lo que nos quiere decir Whale con este film, es el paradigma que se tiene de que las apariencias engañan, y aunque esto se suele tomar como un aspecto para indicar algo negativo en este caso no es así.
Nos encontramos con un monstruo el cual está destrozado físicamente por cosas lógicas y al cual la gente teme gracias a esto, dando por hecho que si es un ser así físicamente, sentimentalmente tiene que ser horroroso, pero en realidad, es un ser bastante más sensible que muchos humanos y sólo se defiende de la burla injusta y de la ley marcial que imponen muchos de los habitantes de ese lugar.
Por tanto, nos vamos a encontrar con una película que nos muestra el típico objetivo de "buscar un sitio en el mundo", aparte de eso, nos encontramos con un clasicazo con toques del terror antiguo.




En el elenco de actores que protagonizan el film junto a Karloff, nos encontramos con especial mención a Colin Clive, de nuevo como el Doctor Frankenstein. Pero para mí, el mejor papel de la película se encuentra en Ernest Thesiger como el Doctor Praetorius, fabuloso, tenebroso y con un toque de misterio increíble, está en su salsa y en uno de los mejores papeles que ha tenido, lo borda de forma alucinante.
El apartado sonoro no es tampoco lo que más cabe destacar, y al visual se le coge un gusto bueno a lo largo de su hora y diez minutos de película, con unos efectos muy simples, pero certeros.
Y es que pocas cosas se le pueden poner en contra a esta película, sólo decir que es en mi opinión demasiada corta, pero bueno, no pidamos peras al olmo.


NOTA FINAL:







Reacciones: 

0 opiniones personales: