TOP

Las mejores películas según los Óscar (1950)


Los Óscar empiezan su andadura por los 50 eligiendo a una película de Joseph L. Mankiewicz como mejor película del año, echando así a otras candidatas de este puesto como fueron "El padre de la novia" de Vincente Minnelli o "Las minas del Rey Salomón" de Bernett que acabaron por parte de la primera sin premiar, y por parte de la segunda con dos premios. Pero en lo que nos achaca centarnos hoy es en la película ganadora cómo venimos haciendo normalmente, y esa película es "Eva Al Desnudo" o en su nombre original "All About Eve".
La sinopsis nos cuenta como una joven, que aspira a convertirse en actriz y triunfar en los escenarios, se las ingenia para introducirse en un grupo de actores de teatro y hacerse amiga y confidente de una famosa y veterana actriz. El deseo de actuar y los celos la consumen hasta el punto de traicionar a sus compañeros en su escalada hacia el éxito.





En el mismo año en que Mankiewicz sacó "No Way Out" (que tuvo una nominación en los Óscar), hizo esta gran película dotada de unas interpretaciones bastante buenas, pero que algunas veces dejan de ser creíbles para convertirse en algo repetitivo pero agradable a la vez, por contradictorio que suene, es así.
El guión nos sumerge en una historia de esfuerzo y de una vida mejor, con el principal objetivo de conseguir esto último, la protagonista olvida por un momento quién es verdaderamente con tal de conseguir ese preciado objetivo que lo mismo nunca llegará. Y no hay que olvidar, que esta historia de interés propio nos la cuenta alguien tan grande como es Mankiewicz.
La película recuerda en el sentido del esfuerzo de superación y la obsesión al "Cisne Negro" de Aronofsky, aunque claro está, que esta última es mucho más reciente.
Una Anne Baxter espléndida en su papel, nos enseña como su personaje sensible e inofensiva se va volviendo una bestia en sentimiento a medida que la película avanza, no sólo perjudicándola a ella, sino también a los que están al lado de ella. Pero está claro que ella será víctima y escritora de su propia tragicomedia.
En resumen, esta película es un flashback bien contado, con unas interpretaciones que giran entre lo bueno y lo regular, una dirección asombrante (hay que rendirse ante alguien como Mankiewicz) y un guión excelente. El Óscar no merece discursión.


NOTA FINAL:







Reacciones: 

0 opiniones personales: