TOP

Cantando bajo la lluvia (1952)


En 1952, Stanley Donen (que acababa de grabar a finales de 1951 "Bodas reales" con Fred Astaire y Jane Powell) se pone en contacto con Gene Kelly (que acaba de grabar a las órdenes de Minnelli "Un americano en París" y con la que había triunfado en los Oscar) para hacer una de las mejores filmaciones musicales que se han dado en la historia, aunque para un servidor diré que es la mejor. Me refiero a "Cantando bajo la lluvia".


Don Lockwood (Gene Kelly) es un famoso actor de cine mudo que conforma pareja con la reina del cine mudo Lina Lamont (Jean Hagen), cree que lo tiene todo; fama, dinero, éxito y fans a puñados.
Un día, huyendo de un grupo alocado de fans conoce dadas las casualidades a una aspirante a actriz llamada Kathy Selden (Debbie Reynolds). A partir de ahí, todo el rumbo que tenía la vida de Don se girará en torno a Kathy, pero a Lina no le hará demasiada gracia.


"Cantando bajo la lluvia" comienza con el estreno de una nueva proyección de la pareja artística más famosa del cine mudo y con unos pequeños flashbacks de la historia de como Don llegó hasta donde se encuentra.
Un comienzo cargado de pasado y de como se puede empezar en el mundo del cine, de ser un don nadie a una estrella, aunque no debemos olvidar que tan sólo es ficción, pero la película nos muestra aquí el esfuerzo de superación y otros temas que nos da a conocer la película a medida que avanza la película como son por ejemplo la esperanza y sobre todo la alegría de vivir.
Un buen ejemplo de este último sentimiento es lo mítico y lo excepcional que arrastra el film como es su escena que ha hecho historia con un Gene Kelly rebosante (como en toda la película) de carisma tarareando en un principio de lo que luego va a cantar llamado "Singin in the rain" que da título a la película.
Dijo Edvard Munch en una ocasión "Simbolismo quiere decir, que la naturaleza la configura nuestro propio estado de ánimo", y la frase es completamente cierta, podemos observar como Gene Kelly que empieza la escena con Debbie Reynolds con paragüas y bien tapado para no constiparse o coger una enfermedad por la lluvia acaba por desprenderse de ese paragüas y se pone a burlarse del tiempo, riéndose de las nubes y de la apatía que tiene el día, pues para él brilla el sol más fuerte que nunca.
Fue un acierto añadirla, ya que en el guión original la escena no estaba y simplemente se hizo para darle un sentido al título, y vaya, menos mal que lo hicieron, pues de no ser así no podríamos observar la maravilla de escena que se marcó Kelly y que queda para la historia del cine.
Le saco un fallo a la película, a mi personalmente la escena de Broadway me ha parecido aburrida y tediosa y directamente la salté porque me estaba aburriendo y no podía dejar de seguir con la historia y aquello no tenía mucho que ver verdaderamente con el guión.


El elenco de actores está esplendido.
Brillan con luz propia y en especial me ha encantado el papel de Gene Kelly, es excepcional el como rectifica en su vida y lo bien que le sale, ya sabéis, la esperanza de la que hablaba antes toma forma tras ver la película y estudiar a fondo el personaje de Don.
Luego está también una Jean Hagen que quiere fama y sólo fama, y maneja a su antojo el estudio, dado que cree que sin ella el éxito de la compañía sería más bien nulo. Un gran papel a la imagen y crítica de como la fama se sube a la cabeza es lo que mejor se puede interpretar tras ver su personaje en la película.
Debbie Reynolds y Donald O`Connor se convierten en la mano derecha de Kelly y ellos tres forman la idea de hacer un musical en el cine.
Con "Cantando bajo la lluvia" no vamos a encontrar una película musical, no vamos a encontrar imágenes que conforman un film ni actores que hacen sus papeles, vamos a encontrar poesía en la pantalla y poetas en movimiento. Un show para los cinéfilos y para mí una de las mejores películas de la historia.

LINKS DE INTERÉS:


Reacciones: 

0 opiniones personales: