TOP

El ilusionista (2006)


Un Neil Burguer desconocido se puso manos a la obra en 2006 para reunir en un elenco de actores a Jessica Biel y al principal gancho y aliciente de la película que es la pareja a mi parecer más importante de la película como son Paul Giamatti y Edward Norton. Este proyecto se llamaría "El ilusionista".


Eisenheim (Edward Norton) es un ilusionista que cautiva al público que acude a sus espectáculos con sus trucos de magia e ilusionismo. El príncipe Leopold (Rufus Swell) también sufre estos trucos junto con su prometida Sophie (Jessica Biel) y entonces es cuando cree que Eisenheim esconde algo, por lo que ordena al inspector Uhl (Paul Giamatti) que lo vigile de cerca y adivine cosas sobre él.


La película que está basada en un relato de Steven Millhauser nos transporta al poco de empezar la película a una Viena mágica y que esconde misterio en cada rincón de la hermosa ciudad.
A estas características podemos añadir la inclusión de un romance oculto manejado con maestría a lo largo de la película por parte de Neil Burguer, así como mezclando esto con los grandes acontecimientos que se nos va planteando a lo largo del film en cuestión.
Uno de los principales alicientes que le hacían falta a esta película según su director era la manera en que el público se sintiese el propio público que contempla el espectáculo de Eisenheim y he de decir que yo por lo menos me he sentido parte de ese espectáculo de magia donde los trucos utilizados son tan sólo la mente humana del espectador...¿O tal vez no? Eso os lo doy a descubrir a vosotros.
Por tanto es un punto a favor para la dirección artística y de montaje los efectos que se le dan a los trucos como el que podemos ver arriba en la imágen, perteneciente a uno de los que Eisenheim hace para maravillar al príncipe en la cita que él le había conformado.
La película se asienta en la mente del espectador de una forma distinta a como el espectador va a terminar por verla, con uno de esos finales que te deja impresionado y que se tacha de inimaginable y por tanto sorprendente.
Como ya he comentado con poca profundización, el elenco de actores es por lo general un vals vienés que a lo largo del tiempo va tomando una historia profunda y creíble, gracias en especial a las actuaciones de Giamatti y Norton, de los cuales me confieso un gran seguidor, en especial del segundo.
Esta pareja de hombre malo contra hombre bueno nos lleva aún más allá en este mágico cuento que también tiene sus toques románticos llevados a cabo por Jessica Biel, la cual está un poco menos acertada, pero eso no quiere decir que esté mal en su papel, ni mucho menos.


Sin duda alguna es la mejor película de Neil Burguer para mí (de hecho es la única que me gusta) protagonizada por unos actores que parece que no están actuando, sino viviendo, en una historia de magia, misterio y romance. Eso es "El ilusionista".

LINKS DE INTERÉS:

Reacciones: 

0 opiniones personales: