TOP

Las mejores películas según los Oscar (1953)


En 1953, se celebró como era de costumbre una nueva edición de los premios más famosos del cine universal, los Oscar, que en la categoría que nos ocupa y llevadas al año que nos toca comentar los nominados a la categoría de Mejor película eran:


  • De aquí a la eternidad 
  • Julio César 
  • La túnica sagrada
  • Vacaciones en Roma 
  • Raíces profundas


En este año la calidad sobrepasaba límites increíbles siendo "La túnica sagrada" de Henry Koster la más floja de las nominadas y a mi parecer siendo la principal lucha entre "Raíces profundas" de George Stevens y la ganadora de la estatuilla finalmente; "De aquí a la eternidad" de Fred Zinnemann.
La película nos cuenta las vivencias de soldados oficiales de Pearl Harbor quienes a la vez que no esperan la que se les viene encima, piensan en todas sus preocupaciones.


El soldado Prewitt (Montgomery Clift) rechaza unirse al equipo del ejército, pero eso le costará duras acusaciones y será el centro de todo odio para sus compañeros y su superior, exceptuando a Maggio (Frank Sinatra) que tampoco saldrá muy bien parado para su desgracia.
El sargento primero Warden (Burt Lancaster) tiene una aventura con la mujer del capitán (Deborah Kerr).
Y aquí es donde entra en alza una de las escenas más famosas del cine posiblemente, como es la escena del beso en la playa entre Lancaster y Kerr, épica sin duda y que puedes ver en los links de interés de la entrada, al final del blog.
La película está basada en la obra literaria de James Jones del mismo nombre que el film y que es sin duda mucho más fuerte que la película, con escenas que dejan brotar la imaginación mucho más allá de lo que nos ofrece la película que por otra parte no es para nada floja, basada en peleas, abordando temas como la prostitución y muchas cosas más que se pueden observar a lo largo de sus casi dos horas de película, bastante bien llevadas por otro lado. 
Pero el principal motivo por el que se suavizó la película es lo de siempre, la censura, que por parte de Estados Unidos suavizó en los terrenos que hemos avistado anteriormente, pero en España se suavizó con eso y con el añadido de quitarle la escena de la playa a la película, bravo por España y nótese la ironía que estoy empleando en estos momentos.
Más allá de estas cosas, el film se desarrolla de una manera bien llevada con un argumento que absorbe al espectador y que penetra tanto por las escenas como por su guión tan excelente. Una locura que digamos esto a día de hoy muchos cuando la película tan sólo tardó en rodarse 41 días, ni siquiera dos meses, un acto digno de aplaudir cuando el film se llevó 8 estatuillas, concretamente las siguientes:

  • Mejor película
  • Mejor actor secundario (Frank Sinatra)
  • Mejor actriz de reparto (Donna Reed)
  • Mejor director
  • Mejor fotografía en blanco y negro
  • Mejor guión
  • Mejor sonido
  • Mejor montaje


Los actores en regla general están sublimes, principalmente diría que Frank Sinatra fue junto con Burt Lancaster el mejor de la película y es el que más variación tiene a lo largo de esta.
El personaje de Sinatra comienza siendo un personaje cómico y vividor, pero llega a puntos en que lo dramático y lo maléfico del destino acierta al personaje de este con desgracias. Un buen personaje si, de los mejores de la película, con un premio bien merecido pero lejos de grandes protagonistas de films protagonizados por él, como por ejemplo el de Chip en "Un día en Nueva York" (1949) junto con Gene Kelly que hacía de Gabey.
Por momentos la película se torna con una apariencia bélica en apoyo a Estados Unidos, pero ni mucho menos era la intención de Zinnemann, que busca la expresión de la lealtad en todo su esplendor con el mundo que le rodea y sobre todo con el propio personaje.
Hay especialmente dos momentos especiales en la película aparte del sonado momento de la playa entre Lancaster y Kerr, donde Montgomery Clift se marca dos solos de corneta, donde sobre todo me es imposible olvidar el "Toque de silencio" a los caídos, con las lágrimas en los ojos del personaje de Clift, simplemente emocionante e inolvidable. Para mi gusto una escena infravalorada.
La verdad que le encuentro muy pocos fallos al film, tal vez el constante machacado a la escena de la playa, que me gusta, pero oye, es una película no una escena.
Imprescindible de ver para cualquier cinéfilo que se precie.

LINKS DE INTERÉS:



Reacciones: 

0 opiniones personales: