TOP

Platoon (1986)


Tras rodar en 1981 "La mano", Oliver Stone volvió detrás de las cámaras en 1986 para hacer una trilogía que ayudase a comprender los desastres de la guerra de Vietnam.
Con esto en la cabeza, se lanzó a hacer la mejor de la trilogía (que a medida que avanzó gusto menos entre el público en general), esta película es "Platoon".


Un joven llamado Chris Taylor (Charlie Sheen) deja sus estudios universitarios para defender a su patria en la guerra de Vietnam. Allí será puesto a prueba por el sargento Barnes y por el sargento Elias. Así da comienzo la guerra de Vietnam, el lugar donde el infierno es la impasibilidad de la razón.



Oliver Stone nos lleva en esta ocasión a la guerra de Vietnam y a sus atrocidades dentro de ella. Nos habla del cómo sobrevivir con la suerte como tu único método de alianza y teniendo la cabeza fría y bien despierta.
Llegados a esto que es lo que nos incautan en los primeros 20 minutos del film, Stone pronto nos hace simpatizar con el recién llegado Taylor, que aún siendo un pequeño grano de trigo en aquella guerra, pronto empieza a comprender qué es Vietnam; guerra, sacrificio, racismo, humedad, dureza y morir en vida.
Si bien también nos hace empatizar con el personaje de Charlie Sheen, nos hace empatizar perfectamente con el entorno rodeado de mosquitos, caminatas con tormentas de fondo y promovido todo ello por una soledad que va dejando huella a lo largo de la película.
Prueba de esa soledad son los pasajes que obtiene la voz en off de Taylor, que se te clavan en la memoria y alguno de los cuales te hace entender perfectamente por lo que pasa mucha gente con estas guerras innecesarias para llevar el odio entre hombres y hombres y no entre países y países.
Claramente se obtiene el mensaje antibélico que Oliver Stone quería dar a la película, usando lo bélico como principal herramienta para atravesar la mente del espectador y que comprueben con sus propios ojos que al mínimo tiroteo de tres minutos de duración puedes no sobrevivir, en Vietnam todo es posible decía el sargento Elias, que por cierto es para mi el mejor papel de la película con un Willem Dafoe desbordante de carisma y de respeto que junto a Tom Berenger (este haciendo de Barnes) conforman una pareja de pelotón enfrentada por ideales distintos, los cuales lo expresan con actos y no con palabras. Aunque el primero sea el que más se adapta a la opción de los actos, mientras Elias será un hombre de palabras (aunque también de actos, pero en menor medida) que tendrá una gran influencia en Taylor, mientras que en el caso de Barnes, lo único influenciable es su lucha por seguir vivo y que es más rudo que una piedra, cosa que dejará huella en Taylor.


A lo largo de la película podemos ver como Taylor va cambiando su forma de ser, pasando de ser un inocente recién llegado con ganas de volver cuanto antes a casa tras los primeros enfrentamientos, a ser un soldado que aboga la lucha por salir vivo y defender el capitalismo del cual no se siente del todo satisfecho.
La película cuenta con una banda sonora excepcional, compuesta por George Delerue y que se ha convertido en una epicidad dentro del cine bélico y que acompaña perfectamente a la fotografía excelente de Robert Richardson.
Vemos también aparecer a otros actores como Forest Whitaker o Johnny Depp a lo largo de la película.
El film obtuvo 4 estatuillas de los Oscar, concretamente el de mejor película, mejor sonido, mejor director y mejor montaje.
Y no es de extrañar estos premios, dado que el film es esencial para entender el cine bélico y todo lo que rodeaba la guerra de Vietnam, y que rodea alguna guerra aún.
Aunque sus dos continuaciones no fuesen como la primera de buena, esta se puede considerar a mi parecer como la mejor película de Oliver Stone.

LINKS DE INTERÉS:





Reacciones: 

0 opiniones personales: