TOP

El ministerio del miedo (1944)


En 1944 y con el reciente estreno de "La mujer del cuadro" en el mismo año, Fritz Lang depositó esta vez su maestría en la adaptación al cine de una novela de Graham Greene con guión de Seton Miller.
Stephen Neale abandona por fin un sanatorio mental en el que llevaba encerrado dos años por algo que él considera correcto y el resto del mundo no. A su salida del sanatorio, le invitan a pasar a una feria donde por casualidad gana una tarta. Esa tarta cambiará su vida, pues gracias a algo que contiene, los nazis le perseguirán y se verá envuelto en un acontecimiento que no esperaba.





Esta es la tercera y última película sobre la trilogía anti nazi que lanzó Fritz Lang, la cual empezó con esa gran película como "El hombre atrapado" (1941) y siguió con "Los verdugos también mueren" (1943) y con la propia "El ministerio del miedo".
Bajo mi humilde opinión esta es sin duda la peor de la trilogía, pero también he de decir que me ha parecido una gran película, aún así, observando sus predecesores, es normal que incluya la palabra peor dentro de esta película en comparación directa con las anteriores. Ahora, sin duda la mejor es "Los verdugos también mueren" (1943), una crítica directa al imperio nazi, que ya sólo con su nombre invade el deseo anti nazi dentro de las ideas de Fritz Lang.
Centrándonos más en la película y menos en la saga, desde su empiece podemos observar que la película tiene una pinta bastante buena, con su protagonista saliendo del manicomio y que cuando empiezan a pasarle cosas extrañas, duda él mismo si verdaderamente está curado de aquello que los médicos le diagnosticaron como locura y que según las cosas que cuenta más adelante de la película me parecen completamente ilógicas las explicaciones de los doctores.
Sólo unos momentos después del suceso del pastel, Stephen sube a bordo de un tren que tarda en arrancar, creando un ambiente de misterio y tenebrosidad (que a lo largo de la película también es un factor constante) en esos momentos, y aún más, cuando la silueta de un hombre aparece en la parada, un hombre ciego bastante misterioso y que inquieta bastante en la mente del espectador, a esto le acompaña uno de los grandes momentos de la película para mí, que como comprenderéis, me ahorraré decir nada para no fastidiar esa parte de la película y que, aquel que quiera lo vea con sorpresa y atención, que no decepciona absolutamente nada.
Ray Milland, un actor que para mí esta infravalorado, nos lleva a un personaje que nada más salir de un lugar que creía fatídico, se encuentra con otro peor, que le arropa en una pelea por su vida mezclada con unos intereses que ni él mismo sabe cuales son, lo que lleva al espectador a un mundo de misterio en el que ni el propio protagonista sabe por qué huye hasta que la película está más avanzada.
Luego también tenemos a una Marjorie Reynolds excelente, que radia belleza, elegancia y  también una inocencia mezclada con unas ganas inmensas de sumergirse en la ayuda de Stephen, al cual cada vez las cosas se le están poniendo más complicadas, lo cual también sirve de esperanza al personaje de Ray Milland.


Decía Fritz Lang que Hollywood le obligó a hacer la película sin modificar una palabra, y que su intención no era esa, pero por suerte, le salió bien la cosa, aún así, vayamos a saber si la modificación que le podría haber dado Lang al film no hubiese mejorado aún más el film, porque empeorarlo, sinceramente no creo que lo hubiese hecho, y pienso que más de uno estará de acuerdo con mis palabras.
En fin, quien sabe, puede que "El ministerio del miedo" con las modificaciones hubiese sido mejor que sus predecesoras, puede que no y me equivoque con lo que he dicho antes, pero sea lo que sea, es una película bastante aceptable, que entra muy bien por los ojos (buena fotografía de Henry Sharp) y que posee grandes dosis de acción y misterio, lo que la convierte en un buen thriller.





Reacciones: 

0 opiniones personales: