TOP

Gran Torino (2008)

En 2008 se anunció la retirada de Clint Eastwood como actor y para su despedida el director escogió una película dirigida por él y con guión de Nick Schenk, esta película se llamaría "Gran Torino" y nos sumergiría en la vida de Walt Kowalski (Clint Eastwood), un veterano de la Guerra de Corea que se acaba de quedar viudo y que no hace más que quejarse de su alrededor todo el rato.
Un día, gracias a una banda liderada por un tal "Spider" (Doua Moua), un chico llamado Thao (Bee Vang) intenta robar un preciado tesoro de Walt, un Gran Torino de 1972. Por suerte para Walt, logra pillar a Thao en dicha maniobra y dicho hecho le impulsará a Walt a cometer cosas que nunca antes había hecho.




Como ya he redactado anteriormente, este suponía el adiós como actor de Clint Eastwood, que años antes había intervenido en otra gran película como es "Million Dollar Baby".
Esta vez, Clint se mete en un papel de viejo cascarrabias pero que tiene su punto de sentimiento humano que todos llevamos dentro, y que a él le cuesta sacar a la luz.
"Gran Torino" es un drama con pincelazos de una comedia a veces burda y otras inteligente en el que se nos ofrece también un abanico de temas que abordar como son la inmigración, el racismo, la violencia, la sabiduria, la familia, la amistad y un montón de temas más que se podrían sacar aunque fuese en un pequeño detalle a lo largo del film.
Vemos también un reencuentro de Clint con su antiguo público, aquel que alucinaba cuando veía alguna película de su gran personaje Harry Callahan, más conocido como Harry, el sucio. Este reencuentro que muchos de sus fans no se esperaban se vio hecho realidad gracias al magnifico tráiler que nos ofrecían en algún canal de la televisión o en algunos lugares del ciberespacio con rincón para la cultura cinéfila, y eso al público le gustó, y a mí también. Este es el Clint de toda la vida con toques de desplazamiento social por culpa de su familia, o de su pasado bélico en la guerra anteriormente citada.
A lo largo de esta película podemos ver una mejora del personaje, bien dibujada y sobre todo bien dirigida, en un ambiente algo hostil por las bandas que manejan el barrio del que se creen dueños y que a Walt no le gusta un pelo que las cosas se hagan así.


Como antes decía, Clint hace que su público vuelva a él, pero también hace que el público que estaba con él en su otra etapa conozca su pasado interpretativo movido por un comportamiento algo distinto al que le pudieron ver en películas más contemporáneas del actor.
El tiempo de la película que va a un ritmo muy bueno sin hacerlo pesado ni lineal, nos hace ver un personaje que a lo largo de 2 horas aproximadamente cambia su forma de vivir, cambia su vida, y lo que es más importante cambia su espíritu interior para tener un equilibrio en su vida que sea acorde con el estilo que lleva a lo largo de esta.
La película aunque no lo parezca tiene un toque antibelicista en el detalle de que nunca utiliza un arma a no ser que sea en una defensa propia extrema y tan sólo lo hace para acobardar a aquellos que intentan hacerle daño a él u a los que le importan a Wall y cuando quiere disparar lo hace con una pistola imaginaria que simula con su mano, pareciendo un toque cómico pero a la vez en contra totalmente de lo bélico. Y el perder los papeles en ciertas ocasiones y reclamar su escopeta para ver si alguien quiere liarse a tiros con él recuerda sus tiempos pasados en "Sin perdón" o en "El bueno, el feo y el malo" por poner algún ejemplo de sus películas más antiguas, de su anterior etapa.
Nos encontramos ante un film cargado de añoranza, de sueños de juventud, de inocencia perdida, de protección que bien puede simbolizar ese coche que tanto cariño le tiene Wall, a pesar de no utilizarlo nunca, y que es sinónimo de libertad al final de la película, muchos sabrán la razón de esta última parte.

NOTA FINAL:

Reacciones: 

0 opiniones personales: